En pleno manuel montt, no tiene estacionamiento y encontrar es una odisea, tragos economicos y rica comida. atencion algo lenta pero lo compensa la buena musica toda la noche.