Dicas rápidas Ver todas as dicas
Opinião em destaque

Siguiendo la línea de bares con poca luz, barra linda, mesas altas y movimiento de gente que charla con la cerveza en la mano mientras miran de reojo el LCD que con distintos eventos deportivos, el bar cierra bien por todos lados. Quizás (y dependiendo del día) el griterío de los extranjeros acostumbrados a llamar la atención en todos lados no sea la culpa del ambiente, pero es algo a tener en cuenta si buscás un bar calmo para “arrimar el bochín”, como dirían los viejos… Y los no tan viejos…
avaliações recomendadas
Compartilhar experiências reais é nosso objetivo. São filtradas resenhas spam, ofensivas, que não se refiram ao local ou que sejam/pareçam resultado de conflito de interesse.

Siguiendo la línea de bares con poca luz, barra linda, mesas altas y movimiento de gente que charla con la cerveza en la mano mientras miran de reojo el LCD que con distintos eventos deportivos, el bar cierra bien por todos lados. Quizás (y dependiendo del día) el griterío de los extranjeros acostumbrados a llamar la atención en todos lados no sea la culpa del ambiente, pero es algo a tener en cuenta si buscás un bar calmo para “arrimar el bochín”, como dirían los viejos… Y los no tan viejos…
Fui por primera vez el sábado, sola, y la verdad que es un muy lindo lugar, ubicado en una calle algo escondida.
La arquitectura de barcito de barrio (esquina, grandes ventanales a la calle) con la típica disposición british de barra casi en el centro del salón, mesitas y sillas altas y la decoración con reminiscencias orientales le dan el toque para diferenciarlo de otros locales de la zona, que abunda en propuestas aburridas y repetitivas.
Muy buena carta, aunque algo cara, pero con una buena variedad. Probé los dumplings de cerdo y resultaron riquisimos. Muy bien presentados, además.
Las cervezas tiradas son el fuerte del bar tomé la Antares Honey que es de mis favoritas. Quedé con ganas de otras, que iré probando cuando vuelva.
La atención es correcta, el público es ecléctico, desde grupos de amigas hasta socios hablando de negocios. Hay un subsuelo que se abre con DJs viernes y sábados.
Lo ideal es ir temprano, comer algo, aprovechar el happy hour y disfrutar de un lugar que recuerda a los mejor del viejo Gibraltar, con una propuesta original para la zona.

Todavía no logro interpretar muy bien la decoración de The Shangai Dragon, pero por alguna razón es atractiva. Hay sillones, mesas, mesas altas que dan a la calle, y también te podés sentar en la barra.
En el fondo, hay libros en las paredes, enciclopedias, y en todo el espacio cuadros orientales.
Me gusta mucho la cerveza. En el Buenos Aires Market había probado la Kingston, que me encantó por la mezcla del sabor tostado y el caramelo. Fui a The Shangai y la encontré, y la verdad que fue algo que me compró, además de que tienen la Gambrinus Stout, que es una de mis preferidas.
Es un lugar realmente muy bueno. Para comer recomiendo los raviolitos de cerdo que son como croquetas.
En cuanto a costo beneficio, es super recomendable. También, el happy hour está increíble. Te llevás dos pintas por $20.
La atención es buena. En la carta te advierten primero que el pedido se hace en la barra. La comida te la traen después, pero las cervezas te las llevás vos. No me pareció mal.
La ambientación quizá es un poco bizarra. Se nota en el piso, pero es bastante atractiva al mismo tiempo.

Partiendo desde la base que es un bar y no un resto, puedo decir que este lugar me encanta. Desde las cervezas tiradas muy ricas todas ellas, y un buen nivel de barra. La comida es de autor y de fusion anglo china. Decoracion, ambiente, musica y una esquina que se las va a traer en los primeros calores. Recuerden el nombre lo dice, comida china... pero no la del delivery chino ( aunque vi nachos y hamburguesas ). Si queres algo rapido, acercate a la barra con una sonrisa.
Foto opinião do Leito Gutierrez sobre The Shanghai Dragon

Llegamos y por fuera era "hmmm.." bueno, entramos porque teníamos que brindar con la cumpleañera. Adentro cambió: la alfombra, la decoración, las cervezas que describían en la pizarra, los precios no estaban tan mal y hasta había happy hour! Buenísimo. Buenísimo pero no tanto. Happy hour, o "la hora feliz" en todos lados es.. 2 x 1, verdad? Acá no tanto.. era una por $25 (precio normal) o 2 x $40.. eehhh no me cierran los números. Todo bien, la cerveza era rica, una scotch.
- "Te pago?" (y le entrego una tarjeta de crédito)
- "Sólo efectivo" (me responde la mala onda de la 'bartender').
- "Ok.. tenés mani o algo para acompañar la cerveza?"
- "No, sólo lo que tenés en la carta"
Listo.. mató la onda!
Pedimos unos nachos.. tardaron bastante en traernos unos nachos partidos. Las salsas estaban buenas, una de queso, una con cibullette y una de frutillas.

Shangai, de los mismos dueños que Bangalore y Gibraltar, se destaca por sus cervezas tiradas, que estan a mejor precio que en Gibraltar.
La comida es china, pero nada que ver con lo que estamos acostumbrados a comer. Muy rica! Probamos mongolian beef y Kung Pao chicken (picante!!) y nos gustaron mucho. Buenos precios de la comida tambIen.
El ambiente es muy lindo.

Lo mejor, por lejos, es la cerveza. Tomé la IPA, servida a muy buena temperatura y muy sabrosa.
El lugar está muy bien ambientado y la música está buena.
Cené, pero no lo volvería a hacer. Si bien la comida no estaba mal, es exagerado lo que tarda (casi una hora por unos langostinos salteados y arroz blanco).
Tampoco me pareció barato, teniendo en cuenta la calidad y el tamaño de los platos.
Voy a volver a probar otras cervezas o a aprovechar el happy hour, pero a

via iPhone

Opción un poco menos popular y con un ambiente quizás más intimo que sus dos hermanos Bangalore y Gibraltar.

La comida es muy buena. La cerveza excelente. Tienen etiquetas interesantes en la barra.

Vale la pena marearse un par de noches por mes en ese bar.

Muy muy rica la IPA!!! Aunque la verdad creo que la calidad de las cervezas era mejor hace un tiempo, sigue siendo buena. Y el happy hour de 17 a 22 la rompe la verdad! En otros lugares suelen durar mucho menos y a veces se complica llegar bien con la hora; además de que el 2x1 no es personal.
La comida también buena, los nachos súperrr abundantes.
La ubicación es otro de los plus que tiene, más bien tranqui, sin estar alejado. Y el lugar en sí es muy lindo en cuanto a la deco y demás.
Súper recomendable, un lugar para ir cualquier día y cortar con la rutina.
Primeira opinião do lugar

Bar de los dueños de Gibraltar, Bangalore y Puerta Roja, The Shanghai Dragon tiene el éxito asegurado con un combo entre bar cool, buenos precios, y gastronomía de autor siemple pero de excelente calidad.

La fórmula ganadora de sus hermanos mayores es aplicada nuevamente en este nuevo bar, atrayendo tanto a extranjeros como locales para tomar buenas cervezas y aprovechar el happy hour post oficina. Tienen una muy buena variedad de cervezas del mundo por lo que recomiendo animarse a probar varias durante la noche.

Con respecto a la gastronomía, The Shanghai Dragon ofrece platos de la gastronomía asiática pero adaptada al paladar local. Todo es súper sabroso y a buen precio. La última vez que fui pedimos los arrolladitos primavera (muy ricos, crujientes y sin aceite), despues seguimos con Mongolian Beef, medio dulce, riquísimo y un plato con pollo picante que ahora no me acuerdo el nombre, muy bueno también.

Lo recomiendo para ir con amigos cuando querés charlar tranqui, no es un lugar que se llena de gente como para bailar. Hay buena onda, buen servicio y buen ambiente. Buscá una mesa o sillón, pedite una cerveza y disfrutá una noche perfecta en The Shanghai Dragon.
Você conhece o The Shanghai Dragon? Escreva uma opinião! Dê sua nota! Nota geral
Passe o mouse pelas estrelas clique para dar nota

Opinião
Para enviar fotos ou preencher os campos adicionais, faça seu (Você não perderá a opinião escrita)