Contigo Perú

nota 3.9 de 5 em 6 opiniões
| Rank: 373º de 1617 | Restaurantes


Dicas rápidas Ver todas as dicas
Opinião em destaque

via iPhone

3 de agosto, las 4 que formamos el equipo “A Baño María”, quedamos en salir esa noche a cenar. Destino: top secret. Plan: a las 21.15 nos juntamos en lo de Anabella, y de ahí partimos en un solo auto.
Pero… tipo 6 de la tarde María se queda varada con el auto en algún lugar de Paternal, llama a la grúa que no llega… hace 5 días que llueve en BA y le dicen que “va a tardar”. 20.39 hs. whatsapp de María a Ana: “Se me complicó la tarde”… (con explicación incorporada). Respuesta: “Non worry… salimos a las 10 en lugar de las 9.15”. Nos juntamos Ana, Pao e Ingrid a las 10 y decidimos plan B: no da ir lejos sin la cuarta pata del team…
Buscamos algún lugar cerca en Belgrano así le queda más cerca a María …. Rico, no reseñado en Kekanto y en Belgrano… demasiado pedir!! Pero bueno, a pesar de Arnet que confabula para no dejarnos navegar nos dimos cuenta que había un restaurante peruano que a todas nos gusta que no estaba reseñado… y allá partimos!!!
En ese momento preciso, María estaba llegando a su casa en la grúa con humor negro y sin ganas de nada. 22.36 hs. Mail del team a María “Te esperamooooos! Estamos camino a Barrancas, el equipo está incompleto”. Foto: Ingrid y Anabella posando con sonrisas enormes. Otra foto. El cartel de Contigo Perú. No hay caso… el espíritu de equipo está, pero María, se va a los boxes!
El resto del team llega famélico al restaurante, que antes era un sucucho bodegón (todas tenemos algún recuerdo de esa época en que las mesas tenían manteles de papel y la decoración era con banderines de colores…) y ahora ha sufrido una “refrescadita gourmet” (se dirá así cuando tratan de mejorarle el aspecto??). De todas maneras, refrescadita o no, este no es el lugar para llevar a una cita romántica, eso está claro.
Por suerte nos trajeron unos pancitos caseros que estaban muy ricos y frescos. En Perú les dicen pancitos serranos, porque son típicos de la zona de los Andes, consideremos que los sabores de la comida peruana cambian mucho se acuerdo a la región (que bueno tener una peruana en el team que nos cuenta los pormenores!!). Después de algunas vueltas (no muchas por el hambre que invadía …) decidimos pedir un festival de causas, la causa es un puré de papa, que se hace menos cremoso, lleva un poco de ají amarillo (no pica) y limón. El festival traía 4 tipos de causas: la clásica casita rellena de atún con mayonesa casera, la de pollo, con pechuga de pollo, apio y mayonesa casera, una tercera donde la papa se había mezclado con crema de aceituna botija (variante que tiene un sabor súper destacado) con tajaditas de palta y la ultima que era una variante apanada y al horno acompañada de dos langostinos empanizados. Muy ricas las 4, además, cada una venía acompañada con una crema diferente. Convengamos que partir 4 causas pequeñas para que las tres pudiéramos probar un pedacito de cada una y opinar no fue tarea sencilla. A cargo de Pao que si bien odia la cirugía, no le va tan mal en el rubro. Casi junto con la causa llegó nuestro segundo plato a compartir: el clásico ceviche. Dura elección: ceviche o tiradito?? El tiradito además de tener el pescado cortado en feta s viene sin cebolla… y dado que ninguna pensaba compartir la cama esa noche nos quedamos con el ceviche. Elegimos el mixto, pescado y mariscos. Las dos porteñas opinaron que estaba bueno, Ingrid no fue tan indulgente… según ella estaba muy cocido. Venía, como suele ser, acompañado de canchita que es un maíz primo del choclo asado, saladito y rico. Según Ingrid en Perú te lo dan para que, por lo salado, pidas más de tomar… por qué será? si el pescado de por si da sed, no?.
Para cerrar nuestro apetito optamos por una jalea. Si… suena raro, jalea a las 11 de la noche… (jalea de membrillo). Pero, en Perú, llaman jalea a las cosas fritas en este caso era una jalea de mariscos: calamares, camarones, mejillones, langostinos empanizados y fritos y acompañados con salsa tártara!! Un verdadero festín!! Coincidimos en que le saca unos puntitos a la de Primavera Trujillana, eso que la ahí la hacen bárbara. Nuestra peruanita no pude evitar la tentación de pedir picante y le trajeron una crema de rocoto, que se prepara en mortero. El rocoto es un ají, que parece un morrión chiquito pero que… PICA en serio. Este ají se usa para hacer el ceviche y es famoso por que supuestamente no irrita ni inflama. Según Ingrid estaba muy bueno, debe ser así… se lo comía a cucharadas mientras pobres Ana y Pao con una pizquita ya estaban para el matafuegos!.
El postre se los debemos… la única gordita que se moría por probar la versión del suspiro limeño de Contigo Perú era Pao pero, amedrentada por la negativa del equipo se tuvo que resignar a volver otro día para comer un poco menos y guardarse para los postres.
Cuando le pedimos la cuenta, el mozo suspiró aliviado… debe haber pensado “que suerte que se van estas locas que no pararon de sacarle fotos a todo”!!
El precio acorde a lo que comimos tampoco demasiado barato, convengamos que no compartimos 2 entradas y un plato, sin postre ni vino. Ojo para los que andan con la billetera llena de tarjetas pero sin un mango en los bolsillos, solo trabajan en efectivo!!!
Sugerencia: para ir con amigos a comer ricos pescado y mariscos sin pretensiones de lugar chic y con efectivo en el bolsillo.
avaliações recomendadas
Compartilhar experiências reais é nosso objetivo. São filtradas resenhas spam, ofensivas, que não se refiram ao local ou que sejam/pareçam resultado de conflito de interesse.
La comida peruana se volvió muy popular en BsAs en los últimos años y, por lo tanto, la oferta de restaurantes es amplia y variada.
Contigo Peru, en pleno Barrio Chino, es una opción interesante porque ofrece una carta extensa y porque los precios son bastante accesibles aunque ya no tanto como solian ser.
Si bien no tienen ni el glamour ni la sofisticacion de lugares como Mullu o Sipan, se come muy bien y, a diferencia de esos lugares, la comida no es fusión sino típicamente peruana.
De entrada recomiendo las causas (con base de papa, las hay de aceituna, aji y atun) o el tiradito tricolor (lenguado cubierto con 3 salsas distintas), de principal el aji de gallina (viene con timbal de arroz), el ceviche, las brochette de langostinos o el lomo con arroz.
Si vas en grupo, recomiendo pedir varios platos para probar de todo un poco.
Cierran los domingos, pero tienen un menú ejecutivo económico de lunes a viernes al mediodía.

Contigo Perú fue uno de los primeros restaurants de comida peruana que conocí en Buenos Aires. Cuando todavía no estaba tan de moda este tipo de comida, Contigo Peru se llenaba de porteños amantes de nuevos sabores y peruanos nostalgicos de la comida de su tierra natal.

Ubicado detrás de la estación de Belgrano C de la linea de tren Mitre, no es muy visible y normalmente se llega por recomendación de amigos o conocidos que ya lo probaron. Yo llegué de esa manera y he seguido yendo a través de los años porque han logrado mantener la buena calidad y atencion de siempre.

Recomiendo los platos con mariscos, y pescados, son muy frescos. Las causas y el tacu tacu también son excelentes. Además los platos son bastante abundantes y da para compartir.

Un lugar para conocer en Belgrano si o si, almuerzo o cena Contigo Peru no defrauda nunca!
Foto opinião do Marina Ponzi sobre Contigo Perú

via iPhone

3 de agosto, las 4 que formamos el equipo “A Baño María”, quedamos en salir esa noche a cenar. Destino: top secret. Plan: a las 21.15 nos juntamos en lo de Anabella, y de ahí partimos en un solo auto.
Pero… tipo 6 de la tarde María se queda varada con el auto en algún lugar de Paternal, llama a la grúa que no llega… hace 5 días que llueve en BA y le dicen que “va a tardar”. 20.39 hs. whatsapp de María a Ana: “Se me complicó la tarde”… (con explicación incorporada). Respuesta: “Non worry… salimos a las 10 en lugar de las 9.15”. Nos juntamos Ana, Pao e Ingrid a las 10 y decidimos plan B: no da ir lejos sin la cuarta pata del team…
Buscamos algún lugar cerca en Belgrano así le queda más cerca a María …. Rico, no reseñado en Kekanto y en Belgrano… demasiado pedir!! Pero bueno, a pesar de Arnet que confabula para no dejarnos navegar nos dimos cuenta que había un restaurante peruano que a todas nos gusta que no estaba reseñado… y allá partimos!!!
En ese momento preciso, María estaba llegando a su casa en la grúa con humor negro y sin ganas de nada. 22.36 hs. Mail del team a María “Te esperamooooos! Estamos camino a Barrancas, el equipo está incompleto”. Foto: Ingrid y Anabella posando con sonrisas enormes. Otra foto. El cartel de Contigo Perú. No hay caso… el espíritu de equipo está, pero María, se va a los boxes!
El resto del team llega famélico al restaurante, que antes era un sucucho bodegón (todas tenemos algún recuerdo de esa época en que las mesas tenían manteles de papel y la decoración era con banderines de colores…) y ahora ha sufrido una “refrescadita gourmet” (se dirá así cuando tratan de mejorarle el aspecto??). De todas maneras, refrescadita o no, este no es el lugar para llevar a una cita romántica, eso está claro.
Por suerte nos trajeron unos pancitos caseros que estaban muy ricos y frescos. En Perú les dicen pancitos serranos, porque son típicos de la zona de los Andes, consideremos que los sabores de la comida peruana cambian mucho se acuerdo a la región (que bueno tener una peruana en el team que nos cuenta los pormenores!!). Después de algunas vueltas (no muchas por el hambre que invadía …) decidimos pedir un festival de causas, la causa es un puré de papa, que se hace menos cremoso, lleva un poco de ají amarillo (no pica) y limón. El festival traía 4 tipos de causas: la clásica casita rellena de atún con mayonesa casera, la de pollo, con pechuga de pollo, apio y mayonesa casera, una tercera donde la papa se había mezclado con crema de aceituna botija (variante que tiene un sabor súper destacado) con tajaditas de palta y la ultima que era una variante apanada y al horno acompañada de dos langostinos empanizados. Muy ricas las 4, además, cada una venía acompañada con una crema diferente. Convengamos que partir 4 causas pequeñas para que las tres pudiéramos probar un pedacito de cada una y opinar no fue tarea sencilla. A cargo de Pao que si bien odia la cirugía, no le va tan mal en el rubro. Casi junto con la causa llegó nuestro segundo plato a compartir: el clásico ceviche. Dura elección: ceviche o tiradito?? El tiradito además de tener el pescado cortado en feta s viene sin cebolla… y dado que ninguna pensaba compartir la cama esa noche nos quedamos con el ceviche. Elegimos el mixto, pescado y mariscos. Las dos porteñas opinaron que estaba bueno, Ingrid no fue tan indulgente… según ella estaba muy cocido. Venía, como suele ser, acompañado de canchita que es un maíz primo del choclo asado, saladito y rico. Según Ingrid en Perú te lo dan para que, por lo salado, pidas más de tomar… por qué será? si el pescado de por si da sed, no?.
Para cerrar nuestro apetito optamos por una jalea. Si… suena raro, jalea a las 11 de la noche… (jalea de membrillo). Pero, en Perú, llaman jalea a las cosas fritas en este caso era una jalea de mariscos: calamares, camarones, mejillones, langostinos empanizados y fritos y acompañados con salsa tártara!! Un verdadero festín!! Coincidimos en que le saca unos puntitos a la de Primavera Trujillana, eso que la ahí la hacen bárbara. Nuestra peruanita no pude evitar la tentación de pedir picante y le trajeron una crema de rocoto, que se prepara en mortero. El rocoto es un ají, que parece un morrión chiquito pero que… PICA en serio. Este ají se usa para hacer el ceviche y es famoso por que supuestamente no irrita ni inflama. Según Ingrid estaba muy bueno, debe ser así… se lo comía a cucharadas mientras pobres Ana y Pao con una pizquita ya estaban para el matafuegos!.
El postre se los debemos… la única gordita que se moría por probar la versión del suspiro limeño de Contigo Perú era Pao pero, amedrentada por la negativa del equipo se tuvo que resignar a volver otro día para comer un poco menos y guardarse para los postres.
Cuando le pedimos la cuenta, el mozo suspiró aliviado… debe haber pensado “que suerte que se van estas locas que no pararon de sacarle fotos a todo”!!
El precio acorde a lo que comimos tampoco demasiado barato, convengamos que no compartimos 2 entradas y un plato, sin postre ni vino. Ojo para los que andan con la billetera llena de tarjetas pero sin un mango en los bolsillos, solo trabajan en efectivo!!!
Sugerencia: para ir con amigos a comer ricos pescado y mariscos sin pretensiones de lugar chic y con efectivo en el bolsillo.
"Nuestra Cena"
Você conhece o Contigo Perú? Escreva uma opinião! Dê sua nota! Nota geral
Passe o mouse pelas estrelas clique para dar nota

Opinião
Para enviar fotos ou preencher os campos adicionais, faça seu (Você não perderá a opinião escrita)